Adicción al Trabajo

Para poder hablar de adicción al trabajo y diferenciarlo de periodos concretos con más intensidad de trabajo, se deben tener en cuenta distintos factores; el adicto tiene organizada la vida en función del objeto adictivo, en este caso, el trabajo.

Esta relación laboral lo absorbe de forma importante convirtiéndose en una necesidad, la realización de la cual escapa del acto voluntario. La persona anticipa, a cambio, unas recompensas positivas en forma de incentivo económico, de reconocimiento… Esta conducta se va convirtiendo en un círculo vicioso, poniéndose de relieve consecuencias negativas en distintos niveles.

Consecuencias:

  • Nivel físico: fatiga, insomnio, pérdida de peso y hambre, problemas sexuales…
  • Nivel psíquico y somático: ansiedad, irritabilidad, falta de concentración, sintomatología depresiva (tristeza, apatía…)
  • Nivel relacional disminución de la comunicación con los familiares y amigos, falta de interés, reducción o abandono de todas las actividades no vinculadas al trabajo.

Póngase en contacto con nosotros