Los criterios diagnósticos utilizados como referencia para determinar si la persona cursa con el cuadro clínico de oniomanía son:

  • 1. Presencia de impulsos excesivos y recurrentes por comprar, que producen importantes problemas personales y familiares
  • 2. Impulsividad y repetición de la conducta de compra pese a las consecuencias negativas de la misma
  • 3. Necesidad urgente e irreprimible de comprar
  • 4. Intentos fracasados de controlar gastos
  • 5. La existencia de consecuencias negativas de la compra compulsiva: acusado agotamiento, deterioro social y/o laboral, y problemas financieros o familiares
  • 1. NECESIDAD DE COMPRAR Intensos y recurrentes impulsos ante la compra. Impulsividad y repetición de la conducta ignorando sus consecuencias negativas.
  • 2. INTENTOS FRACASADOS DE CONTROLAR LOS GASTOSLos intentos por controlar los gastos suelen acabar fracasando por la falta de autocontrol.
  • 3. DETERIORO SOCIALSuele provocar un deterioro social y/o laboral en las relaciones de la eprsona afectada.

Póngase en contacto con nosotros